Museo flotante submarino S-61 Delfín

Submarino-Delfin-S61-Torrevieja-1

El Submarino “S-61 Delfín”. Un barco para la paz, la cultura y la unión entre los pueblos, expresión de la profundidad de nuestras raíces marineras. El Delfín es el submarino de la clase Daphne, cedido por la armada española al Ayuntamiento de Torrevieja, convirtiéndose así, en el “primer museo flotante” de estas características en nuestro país.

Nuestra tradición marinera y nuestra relación con la Armada Española, hicieron que el 1 de diciembre de 1974 Torrevieja entregara la bandera de combate al submarino S-61 Delfín. Llegado el momento de su baja, el Ministerio de Defensa tuvo a bien entregar a la ciudad de Torrevieja la última bandera del S-61 en una entrañable ceremonia en el Arsenal de Cartagena. Y posteriormente tuvo lugar la cesión definitiva del submarino.

De la mano del Museo del Mar y de la Sal, desde el 8 de mayo de 2004, el Submarino Delfín pasa a ser el primer buque de la Armada Española que se convierte en museo flotante, ofreciendo a cuantos lo visitan la posibilidad de conocer el interior de un submarino e imaginar como eran las condiciones de vida de sus tripulantes. El submarino Delfín, ha arribado a su último puerto y ya forma parte de la imagen de Torrevieja, habiendo recibido más de 1.300.000 visitas desde que se convirtió en museo flotante.

Horario:

De martes a sábados: De 9:00 a 14:00 h.
Precio: 2€
Altura minima para visitar el submarino: 1m15 cm
Teléfono: Llamar de parte de Torrevieja.com al 687 520 974
NOTA: Cerrado los días de lluvia y festivos.
Horarios facilitados por las dependencias y entidades relacionados. Torrevieja.com no se hace responsable de cualquier cambio o modificación respecto a estos horarios.

Galería de fotos:

 

Mapa:

 

Valora este articulo

1 Comment

  1. Yo era miembro de la tripulación del S-61 cuando nos entregaron la “Bandera de Combate” en Torrevieja. Fueron tiempos inolvidables.
    En julio de 2017 tuve ocasión de visitarlo por dentro y recordé con añoranza los dos años que pasé navegando.
    Bromeando les digo a mis amigos que he estado más de cien veces en Mazarrón, de día y de noche pero nunca he visto esa localidad.
    Recuerdo que en una ocasión se nos dio por desaparecidos pero solo fue un error de interpretación del radiotelegrafista. En otra ocasión, regresando de Toulon, (Francia) se produjo un pequeño escape de agua en la escotilla de popa y, para compensar, desalojamos lastre de los tanques de popa y bajamos a (creo recordar) 600 m. de profundidad.
    Fueron tiempos muy agradables e inolvidables.

Publicar comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*